Comunidade Católica Mar a Dentro

Español

Duc in altum! El llamado carismático de la Comunidad Mar a Dentro

“Llevad la barca mar adentro y echad las redes a pescar” (Lc 5,4). En 1990 un grupo de jóvenes y adultos, militares y civiles, provenientes de la RCC (Renovación Carismática Católica) se unió al trabajo de evangelización dirigido por Antonio Dilben Rabelo Fleming en la Academia Militar de las Agujas Negras en Resende, Río de Janeiro, por invitación del entonces Capellán de dicha Academia. Con el mismo Antonio Dilben como Fundador, se da inicio a la Comunidad Mar a Dentro. De inmediato, por gracia y voluntad de Dios, aquella obra de evangelización abrazó también las familias de los primeros participantes.

Antônio Dilben, Fundador de la Comunidad Mar a Dentro

Al inicio, la Comunidad Mar a Dentro nació como una Comunidad de Alianza y dos años después se inició la Comunidad de Vida Mar a Dentro, compuesta exclusivamente de hombres y mujeres que al elegir por el celibato se dedican al servicio de la Iglesia de Cristo. Hoy, la Comunidad de Alianza compuesta de miembros que no han optado por el celibato, junto a la Comunidad de Vida constituyen una sola familia dedicada a la evangelización y formación según el carisma Mar a Dentro.

Hemos nacido con el deseo de compartir la fe, de constituir una comunidad evangelizadora que es grata en contribuir a la unión de las más diversas expresiones de la Iglesia y así hacer resplandecer por medio de todos los hombres la belleza de la Iglesia de Cristo. Así hemos visto que el Señor nos ha dado un carisma específico, un don, una vocación para ser vivido en la Iglesia y para la Iglesia.

Lc 5,4 – La Pesca Milagrosa

Hemos visto que la evangelización y la formación son como una palanca que nos empujan en la experiencia del Carisma, son un binomio que nos portan a la espiritualidad de los discípulos misioneros, expresión usada años después en el Documento de Aparecida del V CELAM. Respondiendo a la llamada del Papa Pablo VI en su exhortación Apostólica Evangelii Nuntiandi que decía “No hay humanidad nueva, si no hay primero hombres nuevos, de la novedad del bautismo y de la vida según el Evangelio” y que “el propósito de la evangelización es precisamente este cambio interior” (EN 18), nos dimos cuenta que el Señor nos ha llamado a ser educadores de hombres nuevos y mujeres nuevas por un mundo nuevo. Nuestra vocación se presenta en el Evangelio de Lucas 5, 4, la “Pesca Milagrosa”, y propiamente ahí hemos comprendido que Él nos envía “Mar a Dentro”, Duc in Altum, a tomar la barca para pescar-Evangelizar y así educar-Catequizar (cfr Sacramentum Caritatis, 64c), a fin de que hombres y mujeres se conviertan en personas nuevas y renovadas en la Sangre del Cordero de Dios. Así caminamos durante estos veinte años de Fundación, en la búsqueda de una fidelidad constante y de una escucha perenne de la llamada del Señor.

Cuando en el Evangelio de Lucas 5,4, Pedro responde a Jesús: “Maestro, hemos trabajado toda la noche sin pescar nada”, hemos comprendido que el afirma: con mi sabiduría humana, mi técnica, mis dones, no lo he logrado. Pedro se reconoce obrero y quiere ser obediente a la voluntad del Maestro. Sin embargo, cuando Pedro completa la frase: “pero por tu palabra echaré las redes” él ve el milagro de la Pesca Milagrosa, y encuentra la Paz, fruto de la Obediencia. Este es nuestro carisma: estar Mar a Dentro, que significa ser discípulos y ministros de la Obediencia y de la Paz.

En la obediencia encontramos la paz que no viene del hacer algo por nuestra propia voluntad, sino que es fruto del amor que tenemos por Dios y la certeza de obedecer la voluntad de Aquel que nos ha enviado a hacerlo. (Regla de Vida, 150a). Este amor nos porta al océano de la misericordia del Corazón de Cristo, y nos insta, según nuestro carisma, a ir al encuentro de los demás, especialmente de los más necesitados de una proclamación real y continua de la Buena Nueva (Regla de Vida, 13).

Estamos convencidos que el Señor es el que nos mueve, el que nos pone en marcha. Así que no es con las técnicas, con las habilidades personales, con únicamente nuestra voluntad que realizaremos nuestra misión, pero sí con la escucha y la obediencia fiel a Su voluntad, revelada en la Palabra de Dios y en el Magisterio de la Iglesia. Esta escucha, esta búsqueda constante de entender la voluntad de Dios, puede lograr su propósito, sólo si tratamos de cultivar en nosotros, los mismos sentimientos de Cristo Jesús (cf. Flp 2,5), debemos trans-formarnos a Él. Él es la obediencia, Él es la paz! (Cf. Ef 2,14)

El Carisma Mar a Dentro quiere entonces contribuir a la construcción del Cuerpo de Cristo y a la misión de la Iglesia en el mundo. Este carisma existe para la Iglesia, a la que se somete fielmente para enriquecerla con su novedad. En nuestro Carisma Mar a Dentro, que por su origen es amplio y abierto, percibimos tres servicios más frecuentes en nuestras misiones: la formación, la intercesión y el acogimiento.

Nuestra misión es anunciar y formar hombres nuevos, mujeres nuevas por un mundo nuevo, entregar a Dios una humanidad nueva, renovada en cuerpo, alma y espíritu por la acción del Espíritu Santo. Con este deseo nos comprometemos en todas nuestras actividades a ofrecer una formación sólida, que de acuerdo al Documento de Aparecida debe ser integral, kerigmática, permanente, atenta a las diferentes dimensiones, respetuosa de los procesos, que acompaña a los discípulos y a los primeros misioneros (cf. 279-285). Pretendemos que el acoger, el formar, el interceder, el transformar al hombre y a la mujer nuevos para un mundo nuevo, sea el resultado de la obediencia y de la paz.

Escuela EFETA

Con esta preocupación nació la escuela EFETA – Escola de Formação e Espiritualidade Santa Teresa d’Avila (Escuela de Formación y Espiritualidad Santa Teresa de Ávila), que promueve diversos cursos de formación cristiana como: la formación humano-afectiva, vida y espiritualidad de los Santos, discipulado, estudios Bíblicos-Teológicos, Liturgia, Doctrina Social de la Iglesia. El objetivo de esta escuela de formación es la maduración integral de la persona, en la continua configuración a Jesucristo. A través de clases teóricas y prácticas, dinámicas, trabajos en grupo, retiros espirituales y acompañamiento personal, desarrollamos un proceso de encuentro con Dios a la luz de la fe y de la doctrina de la Iglesia, que hace a los participantes conscientes de su responsabilidad como auténticos discípulos y misioneros delante de la Iglesia y la sociedad..

Proyecto CEFA

En São José do Rio Preto, estado de São Paulo, tenemos el CEFA – Centro de Espiritualidade, Formação e Acolhimento – João XXIII (Centro de Espiritualidad, Formación y Acogimiento – Juan XXIII), un proyecto que nace de la conciencia de la Comunidad Católica Mar a Dentro de que el hombre no esta hecho sólo los componentes físicos y espirituales. Con la ayuda de los conocimientos científicos sobre la psique humana, las diferentes técnicas, y la comprensión de la importancia de la ayuda espiritual, creemos poder hacer que la persona tenga una experiencia que estimule su capacidad para aceptar las dificultades inherentes a la vida, a madurar con ellas y encontrar el significado y el equilibrio a través de una vida en unión con Dios, consigo mismo y con los demás. En este Centro se desarrollan otras actividades como clases de canto, charlas de asesoramiento y oración, así como la Santa Misa y la adoración eucarística diaria.

Proyecto Comunión y Vida

Otro de los proyectos sociales que llevamos a cabo es el Proyecto de Comunión y Vida, que se compone de diferentes actividades y eventos que hacen real y concreto el mandamiento del Señor: “Amaos los unos a los otros.” Con la ayuda de EmpreMDe, proyecto Emprendedores Mar a Dentro, el Proyecto de Comunión y Vida promueve actualmente visitas a las familias pobres de Iturama-MG y Belém-PA, visitas que incluyen la formación religiosa y humana, además de la promoción de la inclusión social de las familias con un bazar de bajo costo, distribución de alimentos, ropa y calzado, cursos de formación, asesoramiento y orientación a las familias, trabajo con los niños y también la participación en proyectos de otras instituciones, para el fortalecimiento escolar de los estudiantes de las escuelas públicas.

En nuestras casas de misión nos hemos comprometido a trabajar al servicio de la pastoral, en comunión con la parroquia, con formación a los ministros extraordinarios de la Eucaristía, a los responsables de la liturgia y la música litúrgica, pastoral del bautismo, con la preparación de los catecúmenos, cursos de formación para los laicos, grupos de oración, de reflexión e intercambio y de evangelización.

Con especial celo por la belleza en la liturgia, en Iturama-MG, en la Via Apia Paramentos Liturgicos, producimos y confeccionamos objetos sagrados, estolas, casullas, mitras y otros objetos litúrgicos, que se venden a costos más bajos para dar a las parroquias la posibilidad de proporcionarse materiales hermosos y elegantes.

Encuentro de la Comunidad de Vida y Alianza

La Comunidad Católica Mar a Dentro esta organizada en dos ramas: la Comunidad de Vida y la Comunidad de Alianza. La Comunidad de Vida se compone exclusivamente de hombres y mujeres laicos célibes y sacerdotes, que se dedican a la misión en cada casa de la Comunidad. La Comunidad de Alianza está formada por laicos sin la elección al celibato, que participan en el carisma Mar a Dentro santificando el mundo a través de su trabajo, la vida familiar y cotidiana.

Los miembros de Comunidad de Vida profesan los votos de obediencia, pobreza y castidad en el celibato, mientras que los miembros de la Comunidad de Alianza hacen promesas que se renuevan anualmente.

Hoy en día la Comunidad se rige por su Fundador y Moderador General y este es ayudado por el Vice Moderador General, así como por el Consejo General y cuatro Moderadores auxiliares, uno por cada expresión en la Comunidad: el clero, los laicos consagrados, las laicas consagradas y la Comunidad de Alianza. Cada casa de misión de la Comunidad de Vida se rige por un Superior local, asistido por el Instructor y el Tesorero local. En las misiones en donde están presentes tanto Comunidad de Vida como de Alianza, el coordinador local de la Alianza está sujeto al Superior de la Comunidad de la Vida local.

 

Contact us

Brazil

Rua São Bento, 574 – São José do Rio Preto – SP
CEP: 15025-210

0055 17 3222 4436
maradentro@maradentro.com.br

Concepción – Chile

Avenida Manoel Rodrigues, 2340
Chiguayante – Región del Bío Bío
Comuna de Concepción – Chile

00 56 41 235 55 34

concepcion@maradentro.com.br

maradentro@maradentro.com.br

(+55) 17 3222-4436

Newsletter

Receba as notícias no seu e-mail